El coronel Antonio Ruiz Olmos tomó ayer el mando de la Brigada de Infantería Mecanizada Guzmán el Bueno X y de la comandancia militar de Córdoba y Jaén. La ceremonia, que tuvo lugar en la Base de Cerro Muriano, fue celebrada después del juramento del cargo y presidida por el general jefe de Fuerzas Pesadas, Miguel Alcañiz. Con este nombramiento, la Brimz X afronta el relevo de su cúpula tras la salida de Teodoro Baños, que ha sido ascendido recientemente a general de División del Ejército de Tierra.

El acto contó con la asistencia de diversas autoridades y un millar de efectivos que representaron a las unidades de la brigada, formada por más de tres mil militares. El coronel José María Granero, responsable del RIMZ La Reina 2 y jefe interino de la Brimz X, entregó el mando a Antonio Ruiz, quien destacó la voluntad de mantener “la dirección señalada” y recordó el esfuerzo realizado por quienes le han precedido. De este modo, el coronel, que será ascendido a general próximamente, señaló su “agradecimiento y compromiso” con el nuevo cargo, una jefatura que asume con “la satisfacción y el orgullo del soldado veterano que vuelve a encontrarse con sus compañeros de armas”, afirmó en alusión a su primer empleo como teniente, en el Regimiento de Infantería Motorizado La Reina 2, hace ahora treinta años.

En esta alocución, hizo referencia a la “compleja” situación económica y expuso su objetivo de “alcanzar los fines propuestos con el máximo aprovechamiento y cuidado de los recursos disponibles”. Para finalizar, Antonio Ruiz también se dirigió a sus soldados con una orden directa: “Ejerced la responsabilidad que os corresponde a cada uno con fidelidad e iniciativa. Seguidme en el honroso y apasionante ejercicio del oficio de soldado (…) Siempre estaré a vuestro lado”.

Después de esta intervención tomó la palabra el general jefe de Fuerzas Pesadas, Miguel Alcañiz, que felicitó al nuevo jefe de la Brimz X y le expresó su “lealtad y completo apoyo”. En este sentido, Alcañiz le instó a disfrutar del mando “apoyándote en el excelente plantel de gente” y le recordó que “heredas una excelente unidad”, que es “ejemplo de excelentes relaciones” con el resto de la sociedad. Una muestra de ello fue la presencia en esta ceremonia del alcalde de la ciudad, José Antonio Nieto, y distintos concejales del PP, UCOR e IU en el Ayuntamiento de Córdoba. Federico Cabello de Alba, diputado nacional y alcalde de Montilla; Luis Sánchez, regidor municipal de Obejo; Andrés Lorite, delegado de Infraestructuras de la Diputación Provincial, y José Manuel Roldán, rector de la Universidad de Córdoba, fueron otras autoridades asistentes, a las que se sumaron representantes de la Policía Local, Nacional y Autonómica, y de la Guardia Civil.