Hablar del origen de la Semana Santa de Montilla es hacerlo, inevitablemente, de la génesis de su hermandad primigenia: la Cofradía Penitencial de la Santa Ve­ra Cruz, cuyas primeras referencias históricas datan de la primera mitad del siglo XVI. De esta forma, sus hermanos llevan bien a gala la importancia histórica del patrimonio artístico y cultural que atesora su corporación.

En septiembre de 1576, el montillano Andrés de Mesa, regidor de la villa de Montilla y mayordomo de la cofradía de los Caballeros Cuantiosos de Santiago, donó la imagen del Sagrado Crucificado de Indias, procedente del norte del Virreinato de Nueva España.

Casado con una descendiente del conquistador de México, Hernán Cortés, Andrés de Mesa legó en su testamento como última voluntad sesenta ducados pa­ra financiar las obras de la ermita de la Vera Cruz, ubicada en la actual Cuesta del Silencio. El templo, construido sobre una planta de tres naves, se vio sorprendido por la invasión francesa en 1809 y las tropas invasoras lo tomaron como cuartel durante su estancia en la ciudad, siendo finalmente expoliado.

En 1816, el Ayuntamiento y la parroquia de Santiago decidieron edificar un cementerio para la ciudad en el llano de la Vera Cruz, derribándose así la ermita, que llevaba varios años en estado de abandono.

Este año, los hermanos de la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz están de aniversario. Ha­ce diez años, el templo mayor de Montilla acogió un momento histórico que este Martes Santo, siempre que el tiempo no lo impida, volverá a rememorarse con algunos de sus protagonistas de entonces todavía presentes.

Y es que el 11 de abril de 2006, la parroquia de Santiago se vistió de gala para albergar la primera salida procesional de la nueva ima­gen de Santa María del Socorro, cotitular de la hermandad más antigua de la localidad. “La advocación del Socorro fue introducida en España por las huestes de Gonzalo Fcrnándcz de Córdoba, quien la trajo desde los reinos de Nápoles y Sicilia en los primeros años del siglo XVl”, según “los primeros manuscritos de los archivos locales ratifican que la devoción a la Madre de Dios del Socorro surge en Montilla hacia 1510”.

Fuente:
Diario Córdoba (19/03/2016)
Juan Pablo Bellido
www.diariocordoba.com
Monográficos 2016 – Semana Santa